¡NI LA PANDEMIA PODRÁ DETENERNOS!

Por: Colectivo Armario Abierto//


En tiempos de crisis surgen formas alternativas de movilización social y de acción colectiva. La emergencia global ha desafiado la imaginación política de las organizaciones sociales, planteando nuevos horizontes de militancia que potencian la lucha por una vida digna y reivindican el orgullo.


Desde las condiciones más adversas, creamos estrategias combativas que nos permitieron trascender las limitaciones impuestas con el aislamiento obligatorio. Nos re-conectamos con nuestras compañeras para conmemorar el día del orgullo LGBTI y celebrar una década de trabajo de Armario Abierto, compartiendo con las mujeres trans apoyos de alimentación y herramientas alternativas de resistencia transfeminista para enfrentar la pandemia desde agenciamientos políticos antipatriarcales, que fortalecen el autocuidado de las mujeres trans.


Para nosotras, el uso de tapabocas con la bandera trans promueve formas simbólicas de empoderamiento y reivindicación de nuestra existencia trans en la ciudad; convirtiendo un dispositivo de control y ocultamiento, en un dispositivo de visibilización y reafirmación de nuestra identidad de género.




Fundamos la Casa Refugio Transfeminista, un espacio seguro y libre de discriminación en el que brindamos apoyo de hospedaje y alimentación para las mujeres trans, trabajadoras sexuales, que carecen de medios económicos y afectivos que les permitan solventar los mínimos vitales durante la emergencia en Manizales. Allí, también adecuamos un área para construir el nuevo set de Notiguapas, nuestro noticiero favorito “de las guapas para el mundo”, donde hacemos reportajes exclusivos sobre diferentes problemas comunes, como: el trabajo informal, el sistema de salud, el salario mínimo, el Macro-proyecto San José y otros asuntos de interés político para la ciudadanía.




Ahora parecemos superpoderosas, pero todo ha sido producto de sueños que paulatinamente hemos hecho realidad. Iniciamos en el 2010 realizando la primera marcha del orgullo en Manizales, invadiendo la ciudad con globos multicolores, carrozas, disfraces, labiales y tacones… toda nuestra alegría y nuestra indignación llenaron las calles ese 28 junio. Desde ese momento es increíble la visibilización que hemos logrado como organización y como mujeres trans que luchamos por nuestros derechos desde la Calle de las Guapas y desde todos los otros espacios de la ciudad, que poco a poco hemos ido conquistando gracias a nuestra lucha colectiva.


Durante este tiempo hemos pasado por momentos difíciles. A nivel económico, literalmente, hemos tenido épocas en las que nos juntamos para “hacer vaca” entre todas y así reunir los recursos para comprar los materiales que necesitábamos para poder continuar con las actividades de la organización. A nivel político, hemos sido estigmatizadas por anteriores administraciones de la Alcaldía de Manizales y nuestro derecho a la participación política ha sido vulnerado. A nivel afectivo hemos pasado por procesos de perdida de varias compañeras que han sido asesinadas y eso ha implicado situaciones complejas de elaboración de los duelos pero, como decimos en el Bloque Disidente del Estado: “podrán asesinar las mariposas pero siguen volando en nuestra memoria”


El camino no ha sido fácil pero el amor, la amistad, y la utopía, han sido claves para continuar dando la batalla. Más que un equipo de trabajo, hoy somos una gran familia. Nos acompañamos incondicionalmente en las múltiples fases de nuestras vidas y nos apoyamos en las buenas, las malas y las reeepodridas. Con el tiempo y la experiencia, aprendimos que juntas somos invencibles y que en manada somos capaces de dinamitar las barreras que el cis-tema ha intentado imponer contra nuestras vidas.

116 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 por Periódica. Creada con Wix.com