Las luciérnagas que no se apagan

Actualizado: jul 11

Por Erika Monsalve// Una vez al año, luciérnagas y otros seres de luz y brillantina invaden la noche capitalina... Reyes y reinas de otras galaxias hacen un derroche de glamour e irreverencia en una universidad que abre su formación artística a esta experimentación con el género. A esta rebeldía del espíritu. “Me di cuenta que cada vez me costaba más sintonizar con unas imágenes que pretendían decir algo pero que no lograban decir nada... Es decir, comprendí que esas imágenes les faltaba algo.” dice Jorge Peñuela, uno de los maestros que lideran esta iniciativa.


Hace cuatro años se realiza en Bogotá un evento esperado por todes: La noche y las Luciérnagas, durante el cual estudiantes de la Universidad Distrital presentan su performance final de la línea drag y se invitan otras representantes de este arte en nuestro país.


Liberatorio Arte contemporáneo es uno de los organizadores de tan grandiosa noche dentro de la Academia Superior de Artes de Bogotá, ASAB, de la Universidad Distrital, que combina pasarela, fotos, shows, encuentro y fiesta. “El trabajo colectivo para La Noche y Las Luciérnagas relaciona estéticas marginales: las estéticas del mundo del arte y las estéticas populares como lo drag y lo trans, entre otras.”


El año pasado, para su tercera versión, en conmemoración de los cincuenta años de Stonewall y para rendir homenaje a Sergio Urrego, fuimos invitadas como Dram-a King - Medellín, colectiva que surgió hace poco y que, desde nuestra ciudad montañera, propone que las mujeres (y demás seres interplanetarios) nos enrumbemos el género, nos parrandiemos el binarismo y disfrutemos con la masculinidad en nuestros cuerpos.


La noche donde pululan las reinas se va abriendo paso a los kings (porque también fluimos con el “spanglish”), con representación bogotana de más de una década con Antoine de Toloise. En 2019, llegaron otros “reyesitos” desde tierras antioqueñas, con poca técnica artística pero con todas las ganas de pervertir el arte y la cultura machista, misógino y binario.


Fue nuestra primera vez en el escenario capitalino, compartiendo espacio con lo más maravilloso y psicodélico del arte drag en Colombia, representaciones de varias ciudades reunidas en una noche con luz propia. Toda una fiesta que también sirve como protesta y algarabía contra esta sociedad que sigue asesinando y maltratando al raro y a la diferente.


Así conocimos y vivimos el año pasado está experiencia que trasciende lo académico y el jolgorio, tratando de impactar en el ecosistema cultural de un país anquilosado por el canon y las exigencias del mercado capitalista. Para este año, la pandemia atacó y paralizó las calles, pero no el talento y las ganas de seguir creando desde el arte y la controversia...


La noche y sus luciérnagas se tomaron las redes con su versión espacial 2020: MANIFIESTA, en una transmisión en formato televisivo, esta vez soportados en la magia humana, tecnológica y creativa de un combo de la Universidad Nacional sede Bogotá que hicieron posible su realización.


Una vez más Dram-A King - Medellín ha sido honrado con la invitación a participar. Enviamos unas cuantas imágenes con voz en off... En manos de la Chiki quedó aquello tan simple que se convirtió en un pequeño pero a la vez enorme homenaje para los hombres trans que en nuestro país y en el mundo siguen sufriendo en manos de personas intransigentes y violentas.


Hace 80 años un hombre trans en Bugalagrande, Valle del Cauca, fue llevado a la cárcel, despojado de sus ropas y su identidad, vestido como mujer y condenado por casarse con la mujer que amaba. Historia real tomada del libro “Homosexuales y travestis, memorias de Guayaquil” de Elkin Naranjo y Walter Bustamante. De eso habla nuestro perfo...


Hoy, Mateo, un hombre trans y líder comunitario, fue asesinado en Circasia, Quindío. Eso cuentan los medios. (Ver noticia) La impunidad ronda libre. A costa de los sufrimientos de las personas trans se erige esta sociedad injusta y discriminadora.


No ha cesado la horrible noche. Continúan apagándose las luciérnagas, pero la lucha también sigue… Y desde el arte, la rebeldía y las tecnologías, las “juntanza” seguimos alzando nuestra voz y desbaratamos la farsa de esta sociedad neoliberal, capitalista, invivible e inviable. Por Jesús María Marín, por Mateo y todas esas luces que nos tratan de apagar y siguen titilando en nuestros corazones, en nuestro recuerdo, en nuestra rabia, en nuestra alegría.







59 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 por Periódica. Creada con Wix.com