LA IMPORTANCIA DEL VOTO TRANS

Por Alex Trujillo Giraldo//


Con la resolución y la inscripción de cédulas para las elecciones parlamentarias de 2022 en Colombia, adquiere importancia conocer el protocolo para la participación electoral de las personas trans.





Por medio de la resolución No. 2098 del 12 de marzo de 2021, el Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha, estableció el calendario electoral de las diferentes etapas y actividades que se deben desarrollar para las elecciones de Congreso de la República que se realizarán el 13 de marzo de 2022.


Será la primera vez que un proceso electoral en el país, contará con un protocolo para promover medidas que garanticen el derecho al voto de las personas trans en igualdad de condiciones y libre de discriminación. El cual fue establecido por el Consejo Nacional Electoral en la Resolución 3480 de 2020.


Estas elecciones se dan después de la histórica participación de candidaturas LGBT de 2019, durante las elecciones regionales. Dentro de las que fue electa la primera alcaldesa lesbiana de Bogotá, el segundo cargo más importante del país.


Lo que paradójicamente no derivó en una mejora sustancial de las condiciones de vida de la población trans frente al confinamiento producto de la pandemia.


Evidenciado en los casos de abuso policial y discriminación, entre los que estuvo los hechos que provocaron la muerte de Alejandra "Monocuco" por negligencia médica. Además, de otros 30 hechos en todo el país, que derivaron en la muerte de personas trans durante 2020 y más de 360 denuncias de transfobia.


En este sentido, cobra vigencia la necesidad de este protocolo y una participación real, que tengan en cuenta las demandas de la población trans, dentro del conjunto de la democracia y la política colombiana. Si realmente podemos considerarnos un país que defiende el goce y promoción de los derechos humanos.


Este protocolo elaborado por el CNE, consta de las siguientes acciones para garantizar el derecho al voto de las personas trans:


1. Al momento de ingresar a los puestos de votación, las personas trans podrán elegir si hacen parte de las filas dispuestas para mujeres o para hombres independientemente de la correspondencia entre nombre, sexo, cupo numérico y/o foto del documento de identidad y la expresión identitaria.


2. Bajo ninguna circunstancia, la falta de concordancia entre la expresión de género del votante o de la votante con la información registrada en su documento de identificación (como nombre, sexo, foto o cupo numérico) podrá ser causal para impedir su derecho al voto.


3. En el caso de llevarse a cabo una requisa por parte de un agente de la fuerza pública, esta debe realizarse con los mismos parámetros establecidos para toda la población que ingresa a los puestos de votación. Bajo ninguna circunstancia la requisa que se le practique a una persona trans debe partir de prejuicios y estereotipos por su orientación sexual, identidad y expresión de género.


4. Los agentes de la fuerza pública al momento de realizar las pesquisas, deben hacerlas sin tener en cuenta motivaciones prejuiciosas en razón de la expresión identitaria de las personas trans. En todo caso, cuando los procedimientos sean aplicados a una mujer trans estos deberán ser realizados por agentes mujeres y en el caso de que fueren hombres trans, deberán ser desarrollados por agentes hombres a menos que la persona trans indique lo contrario. En estos procedimientos debe prevalecer el consentimiento expreso de la persona trans.


5. Los efectivos de la policía nacional, así como los jurados de votación deben abstenerse de aplicar procedimientos adicionales para confirmar la identidad de las personas trans. No se debe exigir ninguna otra prueba que sustente la identidad de la persona trans. La prohibición de procedimientos adicionales también debe incluir aquellos actos que violen y/o pongan en riesgo el derecho a la intimidad y libre desarrollo de la personalidad de las personas trans, las preguntas invasivas o impertinentes sobre la expresión identitaria, los comentarios denigrantes, la solicitud de cambios o retiro de elementos que hacen parte de la apariencia corporal y la imagen estética.


6. Los testigos electorales que hagan presencia en las mesas de votación deben abstenerse de solicitarle a los jurados de votación que apliquen procedimientos adicionales para confirmar la identidad de las personas trans de acuerdo con lo establecido en el numeral anterior.


7. En el caso de que no exista correspondencia entre el nombre, foto, sexo y expresión de género, las autoridades deberán referirse a las personas trans por su apellido.


8. Las personas trans podrán presentar quejas ante las mesas de justicia instaladas en los puestos de votación en el caso de que se les someta a tratos discriminatorios y/o se presenten problemas u obstáculos para ejercer su derecho al voto. Las autoridades deben explicar el procedimiento, tanto administrativo como judicial frente a la queja interpuesta.


9. En el caso de que no se instalen mesas de justicia en los puestos de votación, las autoridades deben disponer y dar a conocer los mecanismos para la recepción de quejas por posibles actos discriminatorios que se realicen durante la jornada electoral.


10.Las autoridades que, de acuerdo con su competencia reciban alguna queja relacionada con actos de discriminación durante la jornada electoral, deberán remitir esa información al CNE para que esta autoridad electoral sistematice la información, haga seguimiento, genere informes y promueva estrategias para promover el derecho al voto en condiciones de igualdad. El CNE determinará el procedimiento para la recepción y seguimiento de estas quejas.


DESCARGAR RESOLUCIÓN PROTOCOLO:

resolucion-3480-de-2020-13-11-2020
.pdf
Download PDF • 980KB

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo