La independencia nunca llegó

La Matria

Ya son 210 años, o 201. Mejor dicho, dos siglos. La Patria, la independiente, la libertada por Bolívar de la corona española. Doscientos años de vida republicana, construida, aunque en género femenino, en la Patria. ¿Y por qué la patria? Sin duda, esperando no decir nada evidente u obvio, es Patria porque la masculinidad hegemónica ha sido, o se ha impuesto, como el lugar principal para el ejercicio del poder, de la dominación durante doscientos años.

Por eso la patria, aunque palabra en femenino, es la verdadera representación de lo patriarcal. No en vano sus raíces etimológicas grecorromanas coinciden entre el patrius-am un, la raíz latina de patria que significa relativo al padre y el patriárches, raíz griega compuesta de patriá, que significa padre o descendencia (como si la descendencia solo viniera del padre) y arches o arco, que significa mandar. 

 Y sí, la Independencia no llegó. Aunque nada es obvio ni evidente. No es la primera vez, al menos algunos sectores de la izquierda, que se ha cuestionado si la Independencia sí llegó en 1810 o en 1819. Hasta la guerrilla, hoy partido político, que hizo la paz en 2016, recuerdo que decían que su propósito de llegar al poder era para lograr la segunda y verdadera independencia. Ajá. Soñadores, sí, pero también pretenciosos. 

La Independencia no llegó para muches. Los cuerpos feminizados, en general, no lo lograron. Además de ratificar que la Independencia no fue un proceso político en el que las mujeres cis género fueron claramente invisibilizadas, tanto en su momento como por los relatos posteriores de la historia patria en estos siglos, los cuerpos contrahegemónicos, disidentes o leídos por ese régimen de normalidad que se perpetuó con las nuevas élites político-económicas y culturales que surgieron de la Independencia, no entraron. 

Empecemos con lo étnico racial, lo primero que salta como evidencia en esa no Independencia. Apenas 40 años después de esta se abolió la esclavitud, en 1851. Lo que no implicó, como hoy lo vemos, que el racismo instalado haya desaparecido. Y toda la mierda que este régimen posindependencia que sigue jodiendo a las negritudes y además lxs indígenas, millones de personas que fueron sometidos por la colonia pero que el régimen surgido de la Independencia, hoy vigente, no lo resolvió. Lo perpetuó, de hecho

En 1890, surgido de todas las retardatarias reformas introducidas por la Regeneración, se aprobó la Ley 89 de 1890, una norma que su solo nombre lo dice todo: Por la cual se determina la manera como deben ser gobernados los salvajes que vayan reduciéndose a la vida civilizada. Fue la norma que hasta hace menos de 30 años seguía vigente para civilizar a los pueblos indígenas. ¿Para ellxs llegó la independencia? Son seguro les primeres en decir que no. Como ya en parte dijimos para las mujeres. 

GALERÍAS

JUAN CAMILO HERRERA VELASQUEZ-02_edited_

LA RESISTENCIA DE LA DISIDENCIA

DSC_6010_edited.jpg

MARIKEAR PARA AVANZAR